sábado, 11 de febrero de 2017

Día de la mujer en Ciencia: superheroínas diarias

Hoy, 11 de febrero, se celebra el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia. Llevo varios días intentando pensar cómo añadir mi granito de arena a esta celebración, puesto que no es nada fácil. Durante mis estudios universitarios, y cada día desde el primero hasta hoy mismo en mi vida profesional, he estado rodeado de un gran número de mujeres. Muchas, muchísimas. Durante los congresos, reuniones, y visitas a otros centros, he conocido científicas increíbles, jefas de grupo ejemplares. Investigadoras admirables e inspiradoras. Personalmente, nunca le he prestado atención al hecho de que fuesen hombres o mujeres: para mí todas han sido compañeras, jefas, colaboradoras o profesoras, sin más. Pero el hecho de que exista este día de celebración es muestra más que suficiente de que NO están al mismo nivel. No se las considera igual, no tienen las mismas facilidades. No hay apenas mujeres galardonadas con un premio Nobel, no hay ni de lejos tantas jefas como jefes, los altos cargos y puestos de mayor responsabilidad en sociedades científicas e instituciones siguen mayoritariamente ocupados por hombres. A las mujeres, en muchos campos de la ciencia, se las considera intrusas, o infiltradas peor preparadas que cualquier hombre. En campos como la física o la informática, según tengo entendido, los números son mucho más preocupantes que en las ciencias biológicas. 

Como digo, nunca he diferenciado entre sexos ni durante mis estudios ni durante mi trabajo. Pero está claro que hay que hacerlo. Y hoy toca levantarse y aplaudir a todas esas mujeres que, aunque no lo sepamos, están teniendo que trabajar más duro que nosotros para conseguir lo mismo, en todos los estratos de la sociedad, siendo la ciencia uno de tantos. Queda aquí pues, mi homenaje a todas las compañeras que he conocido a lo largo de mis trece años en el mundo de la investigación científica. Es más que probable que me haya dejado a alguna, pero como digo han sido muchas, y eso que solo incluyo a las compañeras de laboratorio; espero que si hay alguna ausencia, no se tome a mal. Ahí van: 

Amparo, Anabel, Isabel, Céline, Rocío, Elena, Judit, Natalia, Caroline, Laura, María, Humera, Nicki, Inma, Luisa, Tere, Leda, MC, Ada, Sofía, Carla, Carmen, Rosa, Ana, Isa, Marta, Alba, Jennie, Ester, Ana, Clara, Daymé, Carla, Eva, Pili, Diana, Giselle, Carmen, Laura.

No voy a decir nada más, porque algo que he aprendido durante estos últimos años es que si no hay más mujeres donde debería haberlas, es entre otras cosas porque hay hombres ocupando su lugar. Inconscientemente, a veces contribuimos a esa nula visibilidad de las mujeres porque a lo mejor estamos formando parte del muro que las oculta. Pues bien, por mi parte hoy ya me aparto, y termino rescatando un personaje que empecé a diseñar hace años y nunca llegó a salir a la luz. Con todos ustedes... PETRI WOMAN


Está claro por qué nunca llegó a ver la luz; con razón terminé buscándome un socio que supiese dibujar...

Petri Woman iba a ser una superheroína del universo Bataman que le ayudaría a luchar contra los recortes en ciencia; pero visto en el contexto actual, tal vez encajaría mejor con una científica hasta de techos de cristal e injusticias de índole sexista. 

Teniendo en cuenta cómo está el mundo, un par de Petri Women no nos vendrían nada mal. Mientras tanto, no es poca suerte trabajar en un campo con tantas y tan buenas profesionales. Superheroínas diarias.


Para estar al día de las celebraciones, podéis seguir en twitter los hashtags #diamujeryciencia #Científicas11F y la cuenta @11febreroES




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como dijo Ortega y Gasset, "Ciencia es aquello sobre lo cual cabe siempre discusión"...

¡Comentad, por el bien de la ciencia!