jueves, 29 de diciembre de 2011

Hablando de ciencia...

Ya comenté el otro día que últimamente estaba prodigando mi presencia más allá de las cómodas y lúdicas paredes de este reducto que llamamos ¡Jindetrés, sal!. Además de intentar aprender cómo transmitir el entusiasmo por la ciencia y el conocimiento mediante las páginas de JoF, me he unido al equipo de redacción de otro proyecto con este mismo objetivo. Se trata de Hablando de Ciencia, un proyecto desarrollado por el joven estudiante de Ingeniería Industrial Rubén Lijó. Cuando la página estaba comenzando sus andadas, Rubén me contactó para ofrecerme la oportunidad de colaborar con ellos, oferta que me pareció difícil de rechazar viendo la seriedad y el talento que destilaba el proyecto. Al final mi participación fue demorada por una mera cuestión de falta de tiempo (me pilló en época de artículos, congresos y por si fuera poco organizando el biocarnaval de verano), y recientemente me comprometí oficialmente a formar parte del equipo. En ese breve lapso de tiempo, la página ha cambiado su aspecto, ha aumentado en número de colaboradores y ha conseguido uno de sus objetivos: estrenar un increíble proyecto documental titulado "Del Mito a la Razón", del cual no os voy a hablar demasiado porque espero hacerlo en mayor profundidad el año que viene, ya os contaré porqué. Por lo pronto, está siendo todo un éxito en los distintos actos donde se presentó y podéis verlo online aquí.

Si hasta me han hecho una chapita para el blog y todo... ¡qué gente más maja!

Mis contribuciones van a estar bastante espaciadas, gracias a la amplia plantilla de redactores, así que cuando se de el caso haré un mini-post de comunicación como este mismo para que podáis seguir la pista a mis escritos, y así de paso dar a conocer la web a los nuevos lectores que podamos tener en fechas venideras (caso de que los haya, me parece que estamos llegando a saturación).  Por lo pronto, hoy mismo aparece mi primera contribución: una primera parte de un artículo dividido en dos, en las que hablaré de algunas técnicas utilizadas para estudiar nada menos que el cerebro, ese órgano tan útil como desconocido. En esta primera entrega titulada "Los artísticos pioneros de la neurociencia" encontraréis un somero repaso histórico a uno de los hitos más importantes en el campo de la biología del sistema nervioso. Espero que os guste.

Antes de cerrar este post autobómbico y propagandístico, quisiera hacer hincapié en lo importante que me parece esta iniciativa. Todo este tinglado lo ha montado un grupo de gente muy joven, y una vez dentro me he dado cuenta del entusiasmo por la ciencia que destila cada uno de ellos, las ganas que tienen de seguir aprendiendo y de compartir ese conocimiento con los demás. En los tiempos que corren, cuando la ciencia no sólo no está de moda sino que se considera a menudo innecesaria, da mucha alegría pensar que existe gente muy interesada en cambiar la situación y no sólo trabajar a diario en ciencia, sino además conseguir que al resto de la gente le parezca algo interesante, divertido y útil. Son el tipo de "primeras piedras" que hay que ir colocando si queremos que algún día la necesidad de conocer el universo en que vivimos y su funcionamiento sirva no sólo para satisfacer curiosidades, sino para hacer de este mundo un lugar mejor. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como dijo Ortega y Gasset, "Ciencia es aquello sobre lo cual cabe siempre discusión"...

¡Comentad, por el bien de la ciencia!