lunes, 11 de febrero de 2013

Jornadas de Investigación 2012/2013: agradecimientos especiales

He hablado en más de una ocasión del importante salto que implica, cualitativamente, salir de la pantalla del ordenador y dar la cara, a la hora de divulgar. El conocer en persona a otros blogueros interesados por la ciencia, y participar en actividades que tengan por objetivo llevar la ciencia a la calle, ha sido una sorprendente y enriquecedora experiencia (por cierto que por falta de tiempo no llegué a reseñar mi última aventura en el Jardín Botánico de la Universitat de València, pero podéis leer sobre dicha actividad incluso ver en diferido la charla que di, en este enlace).

Y la verdad, tenía ganas de repetir. La oportunidad me la han brindado los estudiantes de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universitat de València, quienes el año pasado me invitaron a dar una charla en unas discretas Jornadas de Investigación que pretendían acercar el mundillo a la Facultad. Este año he acudido yo a ellos, y no me preguntéis cómo, he terminado organizando un sarao divulgador como pocas veces se ha hecho en Valencia, si no me equivoco. Para que os hagáis una idea, podéis leer este extenso artículo que he escrito detallando todo el acto y que se publicó, gracias a la intercesión del bloguero y colega JM Mulet, en la web de divulgación científica Naukas.com.

Así que no voy a extenderme en contar de nuevo lo mismo: podéis encontrar todos los detalles de las jornadas en su página web, la página de facebook o seguir los avances por er tuiter. Sólo deciros que empiezan este miércoles, y que el día gordo de la divulgación es el viernes. 




En materia de artwork, servidor sólo ha diseñado este logo; ¡pero a que mola!



Lo que voy a hacer aquí es lanzar una serie de agradecimientos especiales, lo cual se suele hacer cuando ya ha pasado todo y la cosa ha sido un éxito. Pues bien, voy a hacerlo antes. Porque para mí esto ha sido ya un éxito. Y digo agradecimientos especiales, porque los agradecimientos oficiales a las entidades que han apoyado, financiera o logísticamente (que se debe agradecer, ¡y mucho!), ya se harán en su pertinente momento, de manera oficial y oficiosa, durante el acto. Pero hay otras cosas que no se suelen decir ni agradecer, y quisiera dejar constancia de ellas. 

Durante las jornadas tendrá lugar el estreno del nuevo cortometraje documental de Hablando de Ciencia

Primero y obviamente, agradecer a los compañeros blogueros a los que nada más plantear la propuesta, ya dijeron "SÍ". Sí a todo, como sea y donde sea. Sin saber siquiera si habría financiación para transportes; sin saber cuánto tiempo ni de qué  tenían que hablar. No voy a nombrarlos porque están en el programa, y ya estamos cansado de hablar bien unos de otros. Ellos saben quiénes son, y los lectores lo imaginarán. Gracias, chicos.

Segundo debo agradecer, sin temor a que parezca peloteo, a mi jefe de grupo por considerar la divulgación y la difusión de la ciencia una tarea capital, parte de la labor del científico e investigador. Gracias a eso no he visto cuestionada en ningún momento mi participación en este y otros eventos, no sólo eso, sino que he encontrado un gran apoyo e incluso ha accedido a participar en calidad de ponente. Puede parecer una perogrullada, pero no son pocos los divulgadores que tienen que hablar de ciencia a escondidas o sufrir todo tipo de escarnios y burlas por parte de sus superiores o compañeros de profesión. Y no parecerá peloteo, porque si por algo se caracteriza un blog es porque nunca tus amigos y conocidos lo leerán si no se lo pides; no digamos ya un jefe.

Tercero, agradecer a Maria Josep Picó, enlace de nuestro comité organizador con la Càtedra de Divulgació Científica de la Universitat, por abrirme un poco al mundillo que existe más allá de la blogosfera. Nos ha facilitado mucho la organización del día de divulgación, pero además a nivel personal me ha demostrado que se hacen más cosas de las que pensaba en Valencia, y que hay que salir un poco del cómodo mundillo bloguil si se quiere llegar al resto del mundo. Además gracias a su participación hemos hecho el día un poco más heterogéneo de lo que iba a ser en un principio; siempre tengo la sensación de que a veces escribimos y divulgamos para nuestros cuatro amigotes, y la verdad algo de apertura nunca viene mal.


Hasta chapas han hecho los chavales, se venden por 1euro la unidad (íntegramente dedicado a invertir en cafeses y mesesteres jornadiles parecidos). Modelos: Carl Sagan, Sheldon Cooper, Isaac Asimov, Albert Einstein y el logo de las jornadas en castellano y en valenciano (podrán comprarse in situ)

Y ahora, sin desmerecer los anteriores, vamos con el auténtico y especial agradecimiento.

400 inscritos. Estudiantes comunicando trabajos científicos. Estudiantes trabajando durante meses para solicitar aulas, dineros, participaciones, material audiovisual, permisos, créditos. Dividiéndose las tareas en plena época de exámenes, trabajando hasta altas horas de la madrugada para terminar programas, logos, páginas web, acreditaciones. Comprando cafeteras, imprimiendo panfletos, negociando con patrocinadores, justificando gastos, reservando aulas y lidiando con toda clase de trabas burocráticas e intermediarios. 

En sólo unos meses han creado una reunión con características de congreso, donde en apenas tres días se ha dado voz a todo tipo de personas implicadas en la ciencia. Han consentido abrir el ámbito de unas jornadas meramente estudiantiles y médicas en su origen, para dar voz a los divulgadores de toda España. Me han dejado hacer - sin conocerme apenas - de las mías, convocando a todas las plataformas de divulgación en las que participo más directa o indirectamente (a todas las que he podido convocar teniendo sólo un día; ojalá en años venideros puedan venir muchos más que me hubiese gustado invitar).

Sólo tengo elogios para estos chicos, algunos insultantemente jóvenes, que pese a pertenecer a una licenciatura muchas veces asociada a una gran endogamia y cierto hermetismo al resto del mundo académico e investigador, han consentido en derribar muros, abrirse, implicarse con la ciencia a todos los niveles. En una época de pesimismo ubicuo y de decepciones contínuas, no sólo con nuestros dirigentes  sino con prácticamente todos los estratos de la sociedad, es reconfortante saber que existe una generación de jóvenes inquietos, deseosos de aprender y de enseñar. Jóvenes que citan a Carl Sagan, que diseñan chapas que muestran a Einstein, Asimov y Sheldon Cooper, que desean vivir por y para la ciencia. Este es el mensaje positivo para alguien preocupado por el rumbo de nuestra sociedad y por el lugar que la ciencia ocupa en ésta: por cada médico que tontea con prácticas pseudocientíficas, por cada científico sobrepasado por su fanatismo y que reniega de siglos de conocimientos contrastados y validados, existe un grupo de jóvenes motivados, inquietos, deseosos de explicar el mundo, de cambiarlo y mejorarlo. 

Por riguroso orden alfabético: Ana Rosa Álvarez Rubio, Carlos Bea Serrano, Elena Collado Lledó,  Francesc Escrihuela Vidal, Joan Ferràs Tarragó, Víctor García Bustos, Víctor Marcos Garcés, Luís Monrós Aparici, Javier Navarrete Navarro, Elvira Parafita Losada, Guillem Policarpo Torres, y José Carlos Vaqué Alcázar, forman el comité organizador de las Jornadas.

A todos ellos, que además son una panda de gente divertida, educada, original y respetuosa, un inmenso GRACIAS por devolverme un poquito la fe en la Humanidad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como dijo Ortega y Gasset, "Ciencia es aquello sobre lo cual cabe siempre discusión"...

¡Comentad, por el bien de la ciencia!