sábado, 12 de febrero de 2011

Felicidades, señor Darwin.

Hoy hace 202 años (qué número más bonito) que nació nuestro amigo Charles R. Darwin, personaje de capital importancia en la historia de la ciencia que no necesita presentación a estas alturas. Los lectores habituales ya saben la devoción que mostramos hacia este gran naturalista y sus descubrimientos, y no son pocas las veces que lo hemos homenajeado. Pero el aniversario es el aniversario, así que una vez más le dedico a tan eminente figura esta particular felicitación. Para que la tradición sea más tradición aún, este año me ha pillado igual de sopetón que el anterior (en ambos casos el dibujo realizado no ha podido disfrutar del tiempo necesario para una elaboración más digna), y por si esto fuera poco, encima he tirado mano de autoreferencia descarada. Es lo que tiene la egoblogoirrelevancia, amigos.



Pinchad para leerla mejor, porque lo que es verse, no se va a ver mucho mejor.

¡Felicidades, Darwin!


9 comentarios:

  1. Jejejeje, ese sombrero cayéndose mientras Darwin insta a las palomas que evolucionen..., me recuerda un capazo de cosas...

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy chulo el dibujo! Cada vez que me acuerdo del vídeo de Darwin y las palomas es que me parto.

    Oye, y asi por tocar las pelotingas ¿como es que no rotulas el dibujo? Quedaría mucho mejor, no? Si ya has hecho lo de los bordes de las viñetas y el texto... Aunque seamos egoblogoirrelevantes eso no quita para dejar las cosillas niquelás.

    ResponderEliminar
  3. ¡Bravo! Qué momentazo que queda para la posteridad: Darwin instando a las palomas (precisamente a las palomas, ahora que lo pienso) a evolucionar. ¡Sí señor! ¡Mola un capazo!

    ResponderEliminar
  4. Sr. Belizón, confiaba en que los auténticos fans enseguida reconociesen la escena. Y lo mismo va para el amigo copepodo: ¡Así me gusta!

    Estimado eulez tocapelotas: la falta de entintado del dibujo tiene una explicación muy sencilla, y es la falta de tiempo. Normalmente prefiero entintar con rotuladores en papel (porque luego con el tablet pen ése no tengo soltura para repasar el dibujo), y borrar el lápiz escaneado. Pero como tampoco tengo tanta traza fotochopera, a veces me lleva mucho tiempo y el resultado final tampoco me gusta demasiado. Lo de las viñetas y el texto lo teengo más trillado y no me cuesta nada. Así que si vuesa excelencia tiene a bien proporcionarme unos consejillos o un mini-tutorial, me haríais un favor descomunal.

    Porque eso sí, mucho abanderar la egoblogoirrelevancia, y luego tus caricaturas son dignas de un proto-gurú, como poco... ¡que se te ve el plumero!

    ResponderEliminar
  5. El vuelo de las palomas nunca había sido tan interesante, de hecho tengo que admitir que cada mañana, mientras inicio mi peregrinación sobre dos ruedas a la universidad paso por delante de un parque, y cada día conservo la secreta esperanza de que, en uno de esos momentos de estrés que se producen en dichas aves antes del momento del despegue, alguna sufra una mutación espontánea que de lugar a una variación fenotípica observable. Eso sí, de momento no ha habido éxito, será que no les he instado con mi voz de tenor al son de "Evolucionad!!"; tal vez tenga que dejarme barba...
    En fin, feliz 202 aniversario, maestro

    ResponderEliminar
  6. Amén, pupilo, amén. Qué profunda reflexión palomil.

    ResponderEliminar
  7. No podías haber escogido mejor "video-momento" para celebrar el aniversario del barbudo... a ver si algún día las palomas nos "retroevolucionan" (¿o será mejor "desevolucionan"?- Darwiiiiin forgive me!), que tengo ganas de ver un dinosaurio por el parque.

    ResponderEliminar
  8. Me gustaría que dibujaras más. Estaría bien todo un comic. Seguro que triunfas.
    Las palomas son tontas. Viven en la ciudad y se cagan en las estatuas. Tal vez si se fueran a las montañas evolucionarían algo. Se nota que no han leido a Darwin.

    ResponderEliminar

Como dijo Ortega y Gasset, "Ciencia es aquello sobre lo cual cabe siempre discusión"...

¡Comentad, por el bien de la ciencia!